El espacio de Psicología de las Emociones y la Salud nació como un sitio en el cual poder atender a las personas que precisen de ayuda, y con la premisa de llevarlo a cabo de manera profesional, eficiente y eficaz, acompañado con valores como la honestidad, el sentido del humor y el disfrute, la calidez, el amor y la aceptación, la curiosidad y o el compromiso por el cambio y desarrollo personal, entre otros.

Acojo y guio a aquellas personas que acudan a consulta comprometidas con su salud y con un proceso en el que tendrán que dedicar tiempo para la mejora de su salud y su desarrollo personal, disminuyendo los niveles de estrés, ansiedad, inseguridad, etc.

Los Servicios que realizo a adultos y adolescentes, en mayor medida, son:

  • Problemas relacionados con el estrés (Estrés agudo, Estrés en el trabajo, problemas de adaptación, burnout – “estar quemado”, otros problemas de estrés no especificados etc.)  
  • Problemas emocionales y del Estado de ánimo (Inseguridad, manejo de ira y agresividad, celos, timidez, relaciones sociales, duelo, duelo patológico, depresión…)
  • Rupturas sentimentales, Problemas de pareja, Problemas del sueño, Ansiedad, miedos y fobias. Problemas de Autoestima, Aceptación de la imagen personal, Auto concepto y Asertividad.
  • Regulación y Competencias emocionales – Entrenamiento emocional.
  • Planificación y consecución de metas: dejar de fumar, dietas y hábitos saludables.
  • Desarrollo y crecimiento personal.
  • Mejora en facetas deportivas tales como arbitrar mejor, optimización de resultados en competiciones a todos los niveles, optimizar la manera de comunicarse con el deportista y o grupo deportivo…

¿Con qué orientación trabajo en mis consultas?

Trabajo con una orientación Cognitivo conductual, como base, es la orientación psicológica que más eficacia y validez ha demostrado en una cantidad de experimentos, estudios e investigaciones científicas.  

A esta base, en mi consulta añado valor utilizando herramientas, técnicas y recursos de la Psicología Positiva, para poder hacer consciente y trabajar con las y los pacientes sus virtudes, puntos fuertes y aumentar su satisfacción y bienestar de una forma más sólida.

Y además, también pongo el foco, en muchas de las consultas, en el trabajo de las emociones, a través de los componentes que configurarían la Inteligencia Emocional.

¿Qué trabajo en consulta?

Mis servicios van dirigidos a todas aquellas personas que encuentren dificultades en su vida, bien porque se vean desbordados por ellas, bien porque no encuentran los recursos adecuados para hacer frente a las dificultades de la vida o bien porque quieran crecer como personas y necesitan acudir a un especialista, comprometidos por su bienestar, su desarrollo psico-emocional y su salud. 

También van destinados a aquellas personas que quieran mejorar determinadas habilidades y/o aspectos de su actividad diaria, ya sea en el ámbito laboral, social, familiar y o privado.

¿Desde dónde trabajo en las terapias?

Componentes de la Inteligencia emocional que se trabajan:

  • Reconocimiento de las emociones
  • Comprensión y Asimilación emocional
  • Etiquetado emocional
  • Expresión y Facilitación emocional
  • Regulación Emocional

La Inteligencia emocional es “el conjunto de habilidades y competencias con las cuales percibimos, procesamos, identificamos, etiquetamos, asimilamos, expresamos, utilizamos y regulamos la información afectivo – emocional que proviene tanto de nosotros o nosotras mismas como de las demás personas de nuestro entorno, conllevando, a posteriori, un desarrollo y crecimiento personal.”

Además, en los casos que así se estime oportuno, se tendrá en cuenta la Perspectiva de Género en consulta, ya sean en las formaciones como en los entrenamientos personalizados o sesiones que se necesite tenerse en cuenta, con los beneficios que conlleva esta perspectiva, como hacemos en nuestros “Grupos de Encuentro”.

Dependiendo de las circunstancias, las sesiones individuales se podrán complementar con sesiones familiares y/o de pareja.

Y también me desplazo a domicilio si las circunstancias así lo requieren.

FAQ: Preguntas Frecuentes

Como Siempre os Pueden Surgir Dudas sobre Cómo elegir a un Profesional de la Psicología aquí tenéis unas Respuestas sobre el Tema:

Cómo elegir Psicólogo?

Una vez que se comprueba la certificación y la competencia del, o de la, profesional de la psicología particular, el modo más optimo de escoger a un psicólogo es acudiendo a una primera consulta o sesión y evaluar si se encuentra y se siente cómodo y en confianza con el terapeuta. Este encuentro puede evaluarse en primer lugar a partir del sentimiento de encontrarse frente a alguien, el cual, comprende el sufrimiento o malestar que una persona vivencia y que sabrá ayudar a mitigarlo y a eliminarlo.

¿Qué debo esperar después de la primera consulta?

Esto depende del enfoque o de la técnica que aplique  el terapeuta. Los enfoques que proponen una solución breve, como pueden ser la Terapia Sistémica o las Terapias Breve o de Tiempo Limitado, anuncian a sus pacientes desde la primera sesión las líneas generales sobre las que se basará el trabajo posterior. En cambio, para otro terapeutas, los cuales se basan más en análisis, ningún programa es previsto, sino que la terapia avanzará al ritmo de los descubrimientos efectuados por parte del paciente. 

¿Cuál es la duración de un proceso de Psicoterapia? 

El tiempo estimado de un proceso terapéutico varía en función de la complejidad del motivo de consulta y del tipo de terapia utilizada. No obstante, el promedio de las terapias tiene una duración entre 12 y 15 sesiones, aunque a veces puede durar hasta 20 sesiones. Algunas terapias como el Psicoanálisis, principalmente, el periodo puede extenderse más.

¿Con qué frecuencia tengo que acudir a las sesiones?

El ritmo de las sesiones o consultas va a depender de las dificultades del motivo  de consulta y del psicólogo, Sanitario o Clínico, que lleve a cabo el tratamiento. Lo recomendable, en la mayoría de los casos, es iniciar con sesiones de 45 – 60 minutos 1 vez por semana; posteriormente, las sesiones pueden espaciarse cada 15 días, dependiendo de los avances o de las indicaciones del psicólogo. 

¿Cómo puedo sacarle el mayor provecho a la psicoterapia?

El principal motor en un proceso psicoterapéutico es el deseo e interés de cambiar algunos aspectos en la vida, esto es la motivación para el cambio. Si no hay esta motivación, en forma de inquietud, interés, deseo…, el trabajo puede verse muy limitado. Esta inquietud puede expresarse en forma de honestidad por parte del paciente, aunque no necesariamente. Existe una especie de resistencia inconsciente que es lo que hace que el cambio no sea tan fácil de lograr. El reto de una terapia es buscar formas alternativas o nuevas con el objetivo de disolver estos bloqueos que impiden el cambio y la mejora. 

¿Quiénes necesitan Psicoterapia?

Toda aquella persona que atraviese por una situación compleja o difícil en su día a día y desee impulsar su vida en aquella nueva dirección que le permita mejores resultados. Además, la psicoterapia es adecuada para profundizar en temas importantes de la vida, esto es, que se use este espacio como una herramienta de introspección, para revisar y evaluar el rumbo que se lleva en el camino de la vida.

¿Buscar ayuda significa que soy débil? ¿No debería poder salir adelante por mí mismo?

La primera idea a hacerse es que lograr un cambio en la vida no es fácil. Aún así, en ocasiones estos cambios pueden alcanzarse con o sin ayuda de un psicoterapeuta, aunque esto no es lo importante. Muchas personas no acuden a terapia más bien debido a que no están dispuestos a realizar un cambio en sus vidas; a pesar de que lo necesiten realmente. Acudir a terapia tiene que ver con la posibilidad de querer hacer algo, realmente, con respecto a la situación difícil que se está experimentando. Existen muchas cosas que se pueden hacer para esforzarse por tener un mejor modo de vida, y la terapia psicológica es una de ellas. Lo que no sería una idea óptima es, que sabiendo que estás totalmente impotente y sin posibilidad de cambio de la situación actual, no estar dispuesto a pedir ni a solicitar ayuda a un profesional.

¿Se me hará un diagnóstico? ¿Cómo de importante es un diagnóstico? 

Puede realizarse un diagnóstico cuando sus condiciones coincidan con los criterios de un desorden o trastorno psicológico, el cual, afecte a su vida. Algunos psicólogos consideran que un diagnóstico es necesario para definir el plan de tratamiento o el enfoque de terapia. Hay que tener en cuenta que un diagnóstico es un conjunto de signos y síntomas que sin duda es importante tenerlo como referencia a la hora de realizar el tratamiento; sin embargo, es importante también no seguir de forma tan rígida los criterios de un cierto diagnóstico y dejar aquel espacio flexible que permita captar la singularidad de cada uno de los casos que presentan los pacientes. Es bueno tener claro, que todas las personas son únicas y, por tanto, presentan casos de problemas singulares. Por otro lado, en ocasiones el diagnóstico es útil para guiar el proceso psicoterapéutico, sin agregar más a la terapia y tampoco aporta ningún beneficio que el paciente aprenda nombres técnicos de las experiencias conflictivas que vive.

¿El diagnóstico indica al terapeuta dónde están los problemas?

El diagnóstico es una de las claves del tratamiento psicológico, pero no es lo único ni todo lo que hay que tener en cuenta.

¿Debo prepararme antes de la primera consulta con un psicólogo/a, sea clínico o sanitario?

No es necesario. Se puede uno informar de los diferentes tipos de terapia psicológica que existen con el objetivo de hacerse una idea de qué y cuál enfoque psicológico puede adecuarse más a su manera de ser y a su problemática. 

¿Qué es un tratamiento psicológico? 

Un tratamiento psicológico es el proceso de ayuda en el cual un individuo, una pareja o familia deciden acudir y trabajar con un psicólogo para confrontar y afrontar sus dificultades y así mejorar su modo de vivir, sentir y actuar. 

La psicología ayuda a modificar pensamientos, sentimientos y cambiar conductas con el objetivo de reducir el malestar, aumentar el bienestar y la calidad de vida de los pacientes. 

¿Qué ocurre si no me siento cómodo/a o no me agrada el Psicólogo/a? 

Como en toda relación profesional puedes cambiar de psicólogo; es un derecho que puede ejercer el paciente. La psicología es en primer lugar una relación, y, por tanto, es importante que te sientas cómodo y en confianza en esta relación, y de ello dependen los resultados que se puedan alcanzar. Por ello es importante, y conveniente, que le digas al psicólogo porqué no te sientes a gusto.

Además, es importante tener en cuenta que el psicólogo o psicóloga puede derivaros a otro u otra profesional de la psicología, si el o la profesional no se siente a gusto o no se encuentra en disposición de poder tratarte. 

¿Puedo obtener medicamentos de un psicólogo o psicoterapeuta? 

Conviene tener en cuenta que tanto en España como en casi todo el mundo la psicología como profesión sanitaria no puede prescribir fármacos por ley, sólo la Psiquiatría pueden hacerlo. Al parecer, en algunos estados de Canadá y Estados Unidos los psicólogos ya pueden recetar medicamentos.