Ayer en alguna de mis redes, hice una publicación sobre dejas huella o pisas fuerte, como se suele decir, en tus relaciones interpersonales, esto es, en tus relaciones con las demás personas que conoces o vas conociendo a lo largo de tu vida. Partiendo de que habrá personas que llegarán, algunas se quedarán, otras se irán y otras te acompañarán durante un tiempo determinado, ¿Cómo te relacionas con ellas? Lo haces de manera ecuánime, te portas injusta y no le dedicas nada de tiempo o eres de los que sí le dedicas tiempo aunque en función de las circunstancias no todo el que te gustaría.

Ya sabemos que los medios de comunicación masivos y ciertos sectores de la sociedad nos envían mensajes basados en el individualismo tóxico y orientados a confeccionar un tipo de comportamiento concreto en las personas para que se actúe así ante determinados tipo de personas y no se actúe así ante personas que no entren en los cánones establecidos o no se les pueda definir de alguna manera. Además, este tipo de mensajes refuerzan el pasar por encima de personas a cualquier precio, ya sea a nivel social o familiar desgraciadamente, para conseguir tus objetivos.

Por otro lado, afortunadamente, hay un grupo de personas, en las que un servidor se incluye, que nos importa construir relaciones interpersonales donde haya cooperativismo, apoyo mutuo, auto cuidado y cuidados a las personas de tu alrededor, compañerismo y dejar un recuerdo agradable y bonito en las personas con las que interactúas, esto es, dejar huella. Es lo que nos llena en las relaciones, y si cometemos errores lo reconocemos y pedimos perdón.

Entonces, ¿A qué te refieres? no termino de entender bien esto.

Me refiero a lo siguiente, te lo voy a poner con un ejemplo, nos vamos en esta ocasión a ir a una situación donde hay una persona en situación de soltería; y, llega un momento que hay unas dos personas interesadas en conocerle, que viven en la misma ciudad. Ahora bien, ¿Qué se suele hacer en esta ocasión habitualmente? Seguro que te ha pasado, como me ha pasado a mí también. Lo más probable es que esa persona empiece a quedar con uno de ellos, y también en algún momento quede con la otra persona, entonces uno de ellos, le empiece a sugerir quedar el fin de semana para poder hacer alguna escapada, algún viaje, o, alguna actividad que vaya más allá de “ir a tomar algo”, y la respuesta que reciba sea un No, diciendo que ya ha quedado o lo que sea; esa persona interesada le vuelve a decir otras veces de quedar un finde para hacer planes parecidos y le vuelva a dar la misma respuesta, esto es, sucesivos No a quedar los fines de semana. En cambio, a la otra persona interesada, esa persona soltera, ante la misma propuesta le responde que sí, una y otra vez, pareciendo que se decanta por esa otra persona, sin darse la oportunidad para conocer a una de las personas interesadas en situaciones similares. ¿Te parece que haya sido ecuánime esa persona soltera o ha sido injusta con alguna de las personas interesadas en ella? A nuestro parecer injusto, luego comento el porqué, en otro párrafo.

Como ya dije ayer en la publicación indicada al principio de esta entrada, cuidado con los mensajes que dictan desde los y las supuestas gurús de las relaciones afectivo – sentimentales y sexuales, en muchos casos mensajes cargados de individualismo tóxico, incidiendo en patrones conductuales, o en maneras de comportarse, poco ecuánimes o basados en relaciones no igualitarias. Ya hablaré de estos supuestos gurús en otra entrada, ya que excedería el motivo de esta entrada.

¿Por qué consideras que esa persona ha sido injusta si ha elegido a la persona que más le gustaba?

1º Ambas personas interesadas les ha propuesto hacer una misma actividad o similar, y sólo ha dicho sí a una de las dos, siendo no ecuánime con la otra persona. No se porta en igualdad con personas interesadas en ella.

2º Ha seguido la manera de actuar hegemónica, basada en la individualidad tóxica, en el sentido de dar oportunidad a una de las personas interesadas y no a la otra. Eso es un comportamiento no igualitario.

Por tanto, y partiendo de la subjetividad de las relaciones entre esta persona soltera con ambas personas interesadas, se ha comportado de manera no justa con una de estas personas, sin aprovechar la experiencia que le hubiera dado hacer actividades con esa otra persona interesada, que quizás hubiera descubierto aspectos de esa otra persona que le hubieran gustado o atraído, y decidió no hacerlo, cuando las relaciones con cada una de las personas que interactuamos son independientes unas de otras.

Ahora pregunto: ¿Entonces qué es una relación interpersonal sana o saludable?

Dependerá del contexto o del ámbito al que nos refiramos. Si es en en el contexto afectivo – sentimental y sexual, tanto si hablamos de amistades como si hablamos de pareja o de un posible objeto afectivo – sexual de interés, para HTO Psicología, es aquella relación donde haya equidad y ecuanimidad, esto es, que ante diferentes personas interesadas en conocerte, no te cierres sólo a una, sino que te permitas hacer las actividades que te proponen esas personas interesadas en ti, de esta manera podrás elegir más adelante al que más se adecua como posible pareja.

Si hay un mes que una de las personas interesadas en ti, por el motivo que sea, se encuentra más ausente, le preguntes qué le pasa o porque se encuentra más ausente, seguro que esa persona no tendrá reparos en responderte sus motivos, sabrás a qué atenerte, y no te basarás en suposiciones banales.

Conviene tener en cuenta que a veces las circunstancias influyen demasiado en la toma de decisiones respecto a la pareja a escoger, a dedicar más o menos tiempo a esas personas interesadas; y, o, a tener huecos para dedicar tiempo a tus hobbies o aficiones favoritas.

La comunicación entre ambas partes es un elemento clave, a ser posible que sea una comunicación asertiva, empática y honesta contigo misma/o y con la persona que tienes a tu lado, expresando tus anhelos, necesidades, motivaciones, puntos de vista y observando qué se tiene en común y qué diferencias hay.

Saber manejar las inercias de una o uno misma/o y los tiempos de cada uno, respecto al hablar de lo que sentís, mostrar cercanía y afecto. No todas las personas van al mismo tiempo por mucha comodidad que sientan ambas personas. Respetar los tiempos y manejar lo mejor posible la necesidad afectiva por si hay atisbos de dependencia emocional en alguna de las personas implicadas. Corresponsabilidad afectiva y emocional entre ambos.

A la hora de elegir o escoger a una potencial futura pareja, no caer en simplificar la elección por la posición laboral, económica, o porque tiene piso, coche y moto, o, porque le pueda limitar en una de mis etiquetas o categorías, postura que me parece muy superficial. Conviene tener en cuenta su manera de expresarse, si está motivado por vivir de su profesión, sus deseos, metas, sueños a realizar, su resiliencia, si está pasando por un mal momento no significa que no sea el adecuado, simplemente está pasando por un momento complicado en su vida, es algo temporal, y, por supuesto, elegirle por su forma de ser, si es empático, sensible, sincero, si tiene buen sentido del humor, y cualquier virtud o punto débil que tenga.

Por último, si hay asuntos en ti misma/o que no logras superar como estar soltera, me refiero respecto a no saber estar sin pareja, o hay emociones que están interfiriendo en algunas de tus relaciones interpersonales, no dudes en trabajarlo, y acudir a un o una profesional de la psicología.

Desde HTO Psicología creemos que esto es un boceto o unas pequeñas claves para tener relaciones satisfactorias interpersonales saludables, merece la pena y la alegría seguir este camino a la hora de construir relaciones interpersonales a nivel afectivo – sentimental y sexual sanas y positivas, aunque se tarde más y pueda parecer más complejo, también nos parece una postura más correcta.

En HTO Psicología estamos para poder ayudarte y poder trabajar contigo aquellos asuntos que no sabes cómo manejar.

Quedo a la espera de tus comentarios. Estaré encantado de responderte.

No responses yet

Deja una respuesta