En la sociedad actual, cada vez, nos vemos inmersos en una cotidianeidad, en la cual, nos implicamos en una rutina e inercia que nos genera cierto nivel de estrés, de insatisfacciones, de hacer todo en el menor tiempo posible, de que tengamos que responder lo antes posible o de inmediato, sin poder tener un hueco para reflexionar o para poder dedicar un espacio de nuestro tiempo a nuestros sentimientos, pensamientos, etc. En definitiva, sin darnos el derecho a dedicar un momento a nosotros mismos, y poder replantearnos aquello que tengamos que cambiar, reestructurar aquellos pensamientos, ideas que nos estén haciendo daño o no nos permitan avanzar en algún área importante de la vida, o, dedicar un tiempo a buscar la mejor manera posible de manejar ciertas situaciones y solucionarlas o buscar nuevas perspectivas.

¿Aún crees que no puedes dedicarte tiempo a ti mismo?

No voy a caer en la conclusión fácil y derrotista de decir que no se puede, o, que eso sólo lo hacen personas consideradas como egoístas, o afirmaciones similares. Se puede, si queremos, buscar un hueco en nuestro tiempo disponible y dedicarlo para uno mismo, como modo de mantener, aumentar o fortalecer tu autoestima y contribuir con ello a mejorar nuestro nivel de bienestar percibido.

La Salud de una persona conlleva no sólo la ausencia de enfermedad, sino, como afirma la Organización Mundial de la Salud (O.M.S /  W.H.O) desde hace ya unos cuantos años, un estado de bienestar y o de plenitud a nivel físico, psicológico, sentimental o emocional, actitudinal, espiritual, y en todas aquellas áreas importantes que a nivel funcional un individuo pueda desarrollarse. Así que por éstos motivos u otros, quizás, sea bueno y saludable plantearse planificar momentos, días, o espacios de tiempo más amplios, para disfrutar de uno mismo y dedicárselos, si se cree oportuno, con el objetivo de simplemente desconectar de la rutina o para mejorar, o, cambiar o potenciar aquellos aspectos que estén influyendo en uno mismo  como persona.

Reconozco que no sé si hay estudios al respecto, pero me parece evidente que cualquier persona que quiera, o estime oportuno, aumentar o mejorar su nivel de bienestar percibido, uno de sus pasos a realizar será dedicar el tiempo que crea oportuno a sí mismo y comunicárselo a su novia, pareja, y o a sus familiares o a quienes crea oportuno, para que éstos lo tengan en consideración y respeten el tiempo que va a dedicar esa persona a él mismo; ya sea escapándose a la naturaleza, quedándose en su habitación, haciendo una escapada o un viaje más largo que requiera varios días. Será además conveniente, hacer saber, si lo va a realizar sólo o lo va a llevar a cabo con alguien de su total confianza, si cree necesario informar de ello.

A priori, parece obvio que si una persona dedica tiempo a sí misma, sólo vaya a realizar dicha tarea esa persona sin nadie a su alrededor; aunque como bien sabemos, cada persona tiene el derecho personal a guiarse como cree oportuno en una situación concreta, y, por tanto; a veces esa persona puede optar por, en ese tiempo que dedique a sí mismo, llevarse a una persona de confianza que también le respete sus tiempos y le pueda contar sus preocupaciones.

El tiempo que dedique esta persona para él/ella mismo/a, quizás se permita analizar los siguientes aspectos:

  • Nivel de autoimagen, autoconcepto y autoestima percibidos
  • Nivel de autorrealización respecto a objetivos conseguidos o realizados.
  • Nivel de mejora o de fortalecimiento de sus puntos fuertes y de manejo de sus puntos débiles.
  • Si cree oportuno cambiar su manera de ver el mundo y mejorar aspectos como el optimismo e/o ir hacia una visión más ajustada a su realidad.
  • Qué cambios a nivel cognitivo llevar a cabo que le estén  interfiriendo en algunas áreas de su vida.
  • Qué modificar y regular a nivel emocional y qué aspectos del nivel de inteligencia emocional fortalecer; por lo tanto, podría conllevar también si cree oportuno avanzar a nivel de empatía, comprensión, asertividad y nivel de hilaridad y sentido del humor.
  • Explorar qué grado de espiritualidad tiene y si es necesario desarrollar dicha área.
  • Analizar las relaciones, con su familia, con su pareja y sus redes de apoyo y amistades, y si ha de hacer cambios en éste área.
  • Y tantos otros factores que crea oportuno analizar, que crea, que son necesarios para su bienestar, satisfacción, felicidad y crecimiento personal,  gestionar en estos momentos para él solo.

Por todo esto, creo necesario que en algún o en varios momentos de la vida de una persona puede ser muy conveniente y o saludable dedicarse un tiempo a uno mismo para que en éste recogimiento personal pueda gestionar, manejar, analizar, o como se quiera nombrar, todas aquellas variables que estén incidiendo sobre su estado actual como individuo, y pueda conocerse y comprenderse mejor a todos los niveles, consiguiendo que su percepción de bienestar percibido pueda llegar a ser mayor y por tanto, también pueda incrementar su satisfacción vital y felicidad.

Será un placer recibir vuestros comentarios sobre éste tema que creo que a veces se pasa por alto, y quizás sea la base para mejorar ciertos aspectos sobre la persona.

No responses yet

Deja una respuesta