Hola, hoy, vuelvo a escribir una nueva entrada, en esta ocasión acerca del coraje o de la valentía emocional, esto es, sobre tener la valentía de expresar lo que sentimos o las emociones que nos genera determinada situación.

¿Cómo vas de coraje emocional? ¿Eres de las personas que no tienes problema alguno en expresar sentimientos o emociones que te genera determinada situación, o eres de las personas que se cortan por ello? Si eres de las primeras, te doy la enhorabuena. Si eres de las segundas, te pregunto: ¿Qué te impide tener el suficiente coraje para expresar tus emociones y mostrarte tal como eres? ¿Tu educación? ¿Por pensar que los demás te van a censurar o no va a gustar lo expresado y quedar bien? ¿O por no ser consciente de tus verdaderos sentimientos? Es fácil quedarte ahí en esa situación, ¿verdad? Las personas solemos responder o reaccionar dentro de nuestra zona de confort, ya que nos sentimos seguros ahí y perdemos la oportunidad de aprender y crecer como personas, y en muchas ocasiones llegamos a un punto de desgaste emocional, por no aprender nuevas maneras de afrontar las situaciones que nos generan emociones.

Entiendo que la sociedad quiere personas insensibles y así lo transmite mediante sus estereotipos, mensajes publicitarios, etc…; y, hasta ahora ha sido así. Y en muchas ocasiones, en la familia se transmiten los mismos mensajes que quiere la sociedad, y eso no ayuda a desarrollar nuestra valentía emocional ni tampoco ayuda al crecimiento personal respecto a la madurez emocional se refiere. Es fácil buscar culpables entre las personas cercanas, todas las personas en algún momento nos hemos dedicado a buscar culpables o escudarte en excusas como la edad, o determinista como es que no voy a cambiar ya. ¿Te suena eso? Seguro que sí.

Sólo te digo una cosa: el único responsable de ti mismo eres tú mismo. Sí, el único responsable de tu vida eres tú. Tú tienes la capacidad y el derecho a cambiar aquellas áreas de tu vida a nivel personal que creas oportuno para ser tu mejor versión; así como, tienes el derecho a guiarte en la vida como creas oportuno, por tanto, puedes expresarte de la manera que creas oportuno. Y con respecto a las emociones y sentimientos esto no cambia mucho. De hecho, las personas que expresan honestamente o con sinceridad sus sentimientos y emociones, suelen ser vistos como personas más confiables, más naturales y auténticas. Merece la pena y la alegría expresar las emociones, ¿no crees?

¿Quieres ser una persona que tiene el suficiente coraje emocional y las expresas sin problema alguno, o te vas a quedar dónde estás, sin cambiar?  

 La decisión la tomas tú.

Espero disfrutar de tus comentarios!

Abrazos, besis y saludos

No responses yet

Deja una respuesta