Hoy voy a hablar de lo saludable que es expresar los sentimientos, y la belleza que hay en ello.

Partimos de considerar que expresar aquello que sentimos y o las emociones que nos generan nuestros pensamientos y nuestros actos es saludable, creemos en que mostrar nuestras vulnerabilidades; ya sea en un poema, en un diario, en un libro o en cualquier medio escrito, acerca de cómo nos sentimos por tal o cual acción, nos hace más humanos, aunque no por ello nos hace más débiles. Apreciar la belleza que se genera cuando estamos plasmando mediante boli o lápiz en el papel, la expresión de emociones o sentimientos, sean éstos positivos o negativos, es una virtud, es una cualidad que pocos admiran, debido a que la sociedad nos intenta a veces transmitir lo contrario y ponen el foco en que expresar emociones y o sentimientos es de personas débiles o muy sensibles como si fuera algo a evitar.

En cambio, nosotros pensamos en que expresar emociones, frustraciones, sentimientos que las alegrías y los avatares de la vida nos han podido generar, como mínimo es muy saludable para el desarrollo psico-emocional de las personas, yo cuando estoy en consulta y veo algún paciente que viene con problemas emocionales le animo a que use un blog de notas, un cuaderno o similar para que a modo de diario vaya expresando las cosas negativas y las positivas que le ocurren en su vida de manera que va cogiendo otra vez el hábito y la costumbre de expresar sus emociones y sentimientos, es algo que desde la psicología se ha investigado y se han encontrado beneficios positivos; y tiene su belleza que conviene volver a apreciar por las personas.

  Cuando expresamos, en un medio escrito, nuestros miedos, temores, sueños, cosas buenas, aquello que odiamos, etcétera, estamos abriendo nuestro corazón a nosotros/as mismos/as y esto también facilita conocernos mejor y ser conscientes de nuestros puntos fuertes y de las debilidades y límites que tenemos, facilita la aceptación y la comprensión de uno/a mismo/a y esto ayuda a poder desarrollarnos y a mejorar como personas.

Parece ser que mostrarnos más humanos y sensibles hacia aquello que experimentamos durante nuestra vida, nos hace más atractivos y mejora la percepción que tienen los demás hacia nosotros, ya que nos estamos mostrando como personas más auténticas, desde la sinceridad y la honestidad que conlleva mostrar nuestros sentimientos en un papel o hablándolo con aquellas personas que te importan, y no guiándonos por el qué dirán y por la complacencia.

Por tanto, recomiendo y animo a expresar esos sentimientos y emociones que nos genera los eventos que experimentamos durante la vida para poder tener mejores relaciones, al menos más saludables, con los demás, sea por la vía escrita en papel o de otras maneras.

En los últimos tiempos estoy viendo como cuando se junta una persona que recita poemas con alguien que le acompaña al piano o con música en general, sólo instrumental claro, es como si ese poema se viviera más, como si el poeta de turno consiguiera transmitir más al público que le escucha, es como si se produjera un momento mágico donde poesía, palabra, y música, instrumentos, se unieran, haciendo de ese momento, una experiencia casi perfecta, de magia..

Quizás se deba a que la música consigue facilitar la expresión de esos sentimientos, emociones o ideas por parte del poeta que está recitando.. No sé, pudiera ser eso.. Para mi es una auténtica experiencia de satisfacción, y me da la posibilidad de disfrutar más del recital de poesía, cuando se unen música instrumental con poesía.. Mezcla perfecta..

¿No os parece?

El otro día fui a la publicación de un libro de poemas, de un amigo, y eligió esta fórmula, él recitó, junto a alguna colaboración para presentar su libro, y, un pianista le acompañó. Con esta combinación me sorprendió para bien, y me convenció, de que de esta manera me transmitió más cuando recitaba, que si hubiera sido de otra manera, aunque también me hubiera gustado, me hubiera transmitido menos.

¿Qué hubiera pasado si unos poemas, cualquiera, se recitan con música instrumental?

¿Hubieran sonado igual? O ¿hubieran transmitido con más certeza lo que pretendían decir?

Son dos imágenes de diferentes poemas, uno de un grande como Neruda y otro menos conocido, aunque más actual. Si se les añade el sonido de un piano o de otro instrumento, hubieran transmitido de forma diferente y quizás el público hubiera percibido esos sentimientos, ideas, sueños, añoranzas o aquello con un matiz diferente.

hablaré de otras maneras de apreciar la belleza, hoy toca hablar de aquellas que expresan emociones o en un lienzo o porque la expresión de las mismas los estímulos entran por el oído, la vista y el cuerpo, osease, vamos a hablar de cuadros y esculturas, y sobre todo, del baile y de la música.

Empezamos hablando de los cuadros y esculturas, los cuales como obras realizadas por los seres humanos, intentan plasmar la expresión de emociones y o sentimientos, mediante  la combinación de colores utilizados y la acción plasmada de la figura o figuras pintadas y o dibujadas, o mediante la expresión no verbal de las esculturas. Conviene saber observar los cuadros y esculturas para poder captar las emociones y o sentimientos que el autor de dicha obra puede estar queriendo transmitir.

Ahora vamos a hablar sobre el baile, la danza y la música, me parecen formas de expresar emociones y sentimientos, vía coordinación del movimiento corporal de dos personas o vía instrumentos que llegan vía sistema auditivo a la corteza y al sistema límbico, como una manera muy bonita de expresar lo que sentimos.

Música: El ser humano ha sabido hacer herramientas que junto los dedos de las manos y o la boca, generan sonidos melódicos que llegan a la persona, mediante los oídos y el sistema auditivo, llega al sistema límbico y al córtex, esto se transforma en unos sentimientos o emociones que esa música quiere transmitir. Desde emociones positivas a aquellas negativas o neutras, la música puede transmitir cualquier tipo de sentimiento o emoción o para regular dichas emociones. Se ha visto que la música puede ser un recurso para regular las emociones y o sentimientos, de hecho hay canciones que empiezan generando un determinado tipo de emoción o sentimiento, negativa por ejemplo, y terminan generando otro tipo de emoción o sentimiento cuando está terminando la canción, por ejemplo uno positivo.

Baile y Danza: El ser humano ha sabido expresar mediante la coordinación y expresión corporal los sentimientos y emociones que generan la música puesta para moverse. El baile y la danza son dos maneras de expresar lo que sentimos a través de la coordinación del cuerpo en diferentes posturas y pasos, a solas o con pareja de baile, mientras que la música suena. Os habéis parado a pensar lo completo que es el baile? No!? Espero que os hayáis podido dar cuenta que en el baile y la danza se unen ejercicio y música, por eso, algunos estudios sugieren e indican que los beneficios de practicar cualquier tipo de baile, son mejorar el estado físico, la coordinación y la flexibilidad, aumentan serotonina y las endorfinas,  como consecuencia del sudor que se origina al bailar reduces el peso y por tanto también el colesterol, y el ácido úrico, etc. Además de la mejora en el equilibrio y en la memoria muscular. En definitiva, al practicar cualquier tipo de baile, aumentan el autoconcepto, autoestima y el bienestar subjetivo percibido por la persona que practica cualquier tipo de danza o baile. Quizás convenga realizar más estudios al respecto para confirmar estos hallazgos.

 Para terminar y resumir, el baile y la danza te permiten mejorar la conexión de tí mismo/a con tu cuerpo, mejorando el equilibrio y la coordinación ojo – mano, y todos los beneficios anteriormente dichos, y por ende, aumenta la confianza y la seguridad en uno/a mismo/a para poder vivir la vida de forma más auténtica.

Respecto a los cuadros y las esculturas,   son estímulos aparentemente neutros que si se aprecian pueden llegar a transmitir esas emociones o sentimientos o sensaciones que el artista de dicha obra en su momento intentó plasmas con una imagen tallada o sobre un lienzo, mural o pared.

En la medida en que seamos capaces de sentir lo que una obra de arte intenta transmitir, nos estaremos acercando a una de las destrezas que Mayer y Salovey dijeron en su modelo de las cuatro ramas, la destreza de percibir emociones y o sentimientos ante estímulos estéticos, por tanto, aquí también incluyo a la música. En cuanto a la danza y o el baile, al parecer mejora la habilidad para desarrollar el metaconocimiento sobre los procesos de las emociones, mejora la expresión emocional, y podría quizás aumentar la capacidad para regular las emociones de uno/a mismo/a y de los demás cuando bailas en pareja, mediante los pasos, la postura y las figuras realizadas, y también se me ocurre, que esto influye positivamente en la habilidad para el uso de las emociones facilitando los procesos cognitivos.

Según esto merece la pena retomar el baile y o la danza, si alguien lo dejó por el motivo que sea, o son razones más que suficientes para empezar a ir a clases de baile y o danza.

Desde HTO Psicología te animamos a seguir aumentando tu inteligencia emocional con el baile y o la danza y seguir regulando tus emociones mediante la música, y ejercitar la apreciación de la belleza como una fortaleza a través de las obras pictóricas y o esculturas, o mediante otros medios (poemas, etc.) como te he comentado más arriba.

No responses yet

Deja una respuesta