Hoy me comprometo conmigo mismo a ser mejor persona, acepto que en el pasado pude cometer errores con personas con las cuales me hubiera encantado tener otro tipo de relación y no pudieron ver mi mejor versión, ya que mis miedos no me dejaron mostrarles mis mejores cualidades como persona.

Tú eres tú, y, yo soy yo, cada uno tenemos un camino y si decides en algún momento dedicarme tiempo para vernos, yo también te lo dedicaré y será un placer compartirlo. Que no quieres o tus circunstancias no te lo permiten, no pasa nada, yo seguiré mi camino hasta que vuelvas a querer compartir conmigo el camino de la vida.

Eso sí, cuando vuelvas a querer compartir conmigo y yo contigo el camino de nuestras vidas, yo te daré mi mejor versión o una versión mejorada de mí,  y podrás disfrutar de ella como consideres oportuno.

Mientras yo seguiré mi vida, deseándote lo mejor. Tú eres tú, y yo soy yo.

Esto puede ser un texto de compromiso por el cambio, algo resumido, que cualquier paciente – cliente, en definitiva, cualquier persona, que desee cambiar y quiera un crecimiento personal, puede aceptar para ese desarrollo y madurez que quiere vivenciar pasando por un proceso de trabajo personal para mejorar, si así lo cree oportuno.

Yo, un servidor, a lo largo de la vida he ido creciendo como persona.

Me acuerdo de cómo era en el colegio, un alumno callado y que apenas hablaba y reía mucho, que cada vez intentaba hablar más. En el Instituto era un alumno que hablaba más, que antes, y era introvertido, que si le surgía algún problema intenta afrontarlo de la mejor manera posible o como sabía en ese momento. Luego, ya en la Universidad, en la carrera hablaba más con los compañeros y compañeras, hasta lo que soy ahora en la actualidad, habiéndome ido de Erasmus a Italia, sí estudié unos meses en Padua. El Erasmus fue una experiencia que me ayudó a dejar atrás miedos y a soltarme a hablar más, quizás me soltó demasiado que cuando volví me tuve que volver otra vez calmado e introvertido, aunque sabiendo que puedo ser una persona independiente.

El resto de los años, con las parejas que he tenido y otros acontecimientos y experiencias que he vivido, como viajar solo o el trabajo, me han servido para ser más consciente de lo que me gusta y de lo que no, y de qué valores quiero tener y cuáles no, al menos eso me gustaría pensar, y de qué tipo de personas me gustaría tener a mi lado, aunque me haya podido equivocar en algún momento, esto creo que es algo que le puede ocurrir a cualquiera, y también que tengo persistencia, paciencia, constancia, que soy una persona positiva a pesar de las adversidades

Reconozco que mis inseguridades no me han dejado actuar como me hubiera gustado en tiempos pasados, por eso me pido perdón, acepto que fue así, y decido seguir adelante. Antes era la ansiedad y la inseguridad que no me dejaban disfrutar y realizar las cosas de la mejor manera posible. Siempre intentaba dar lo mejor de mi en cada momento que compartía con otras personas, a pesar de inseguridades”.

Las personas que decidimos mejorar como individuo, considero que nos estamos comprometiendo por mejorar nuestro bienestar y ser cada vez más felices, de la siguiente manera:

  • Aceptamos que no pretendemos ser perfectos, queremos ser felices, tenemos el derecho a mostrarnos tal cual somos, con toda la naturalidad posible, sin intentar estar siempre complaciendo a todos ya que esto último resulta muy cansado.
  • Aceptamos nuestros errores, y los reconocemos con naturalidad.
  • Intentamos, y solemos hacerlo así, dar nuestro 100 %, en todo lo que realizamos y si no se ha podido lo reconocemos.
  • Nos centramos en nuestra vida, intentando sacar adelante los proyectos o metas que nos proponemos, disfrutando de ello, sin olvidar cultivar las relaciones con los demás.
  • Cambiamos en nosotros mismos, aquello que creemos conveniente, con tal de mejorar como personas. Incluso vamos a un profesional si en nosotros no encontramos el camino a seguir.
  • Sacamos tiempo para realizar ejercicio, sea caminar o practicando un deporte, o bailar.
  • Intentamos ser los dueños de nuestra vida y actuamos en consecuencia.
  • Sentimos, y creemos, que las situaciones se pueden abordar de la mejor manera posible y evitamos en la manera de lo posible llegar a maneras violentas o agresivas de hacer las cosas.
  • Sentimos emociones de cualquier índole, sean estas positivas o negativas.
  • Tendemos a tener una perspectiva positiva de la vida, y un optimismo de cara a afrontar situaciones problemáticas.
  • Valoramos a las personas más por lo que son y por cómo nos sentimos a su lado que por lo que tienen.
  • Realizamos aquellas actividades que nos satisfacen o encantan, que nos llenan, cuando podemos y consideramos oportuno.
  • Buscamos nuestros momentos de relax, de tranquilidad, de calma cuando lo necesitamos, así como esos momentos de diversión y disfrute con las amistades.

Somos personas que tendemos a mejorar y a desarrollarnos, que no nos conformamos con lo que hay, consideramos que queremos una sociedad mejor que la que hay en ese momento, también luchamos por ello o al menos lo intentamos como nos parece conveniente, y el primer paso con el que nos comprometemos es a actuar localmente y a ser nosotr@s el cambio que queremos ver.

Por eso, intentamos ser críticos con lo que vemos, a la vez de tener una actitud más comprensiva y asertiva con las demás personas, aumentando así nuestra autoestima y nuestra empatía e inteligencia emocional, solemos usar bastante el sentido del humor y sentirnos bien con nosotros mismos. Además, como dije nos gusta centrarnos en nosotros mismos desarrollando y sacando adelante esos proyectos o metas propuestas, trabajamos en lo que haga falta si la situación así lo requiere, cultivamos relaciones cada vez más positivas, intentamos no juzgar a la gente que apenas conocemos ni les etiquetamos, y disfrutamos de aquello que hacemos o llevamos a cabo, tanto a nivel personal como profesional; y de todas las experiencias intentamos extraer una conclusión de lo ocurrido para aprender.

En mi caso a nivel sentimental, desde luego personas que no me quieren dedicar tiempo o prefieren a otro tipos de personas antes que a mi, no pueden ser mi pareja. A mi me encanta gente que me muestra que tiene interés en dedicarme tiempo, en hacer actividades conmigo; personas que valoren mi presencia y mis cualidades personales, por encima de si tengo piso, coche, estabilidad laboral cosa muy habitual, en la elección de parejas, que me parece muy superficial; soy más que malos momentos temporales y de tener piso o no tenerlo, o de poder tunear o no el coche o la moto. O, que pasa, que soy menos que las personas que tienen esos aspectos aparentemente cubiertos!!!!¿? Es menos una persona que quiere vivir de su profesión que una con aspectos laborales cubiertos¿? Claro que no lo es, son iguales.

Me produce mucha tristeza esa injusticia que cometen muchas personas, sin ser realmente ecuánimes, y teniendo un comportamiento totalmente injusto con aquella persona que no se define en ninguna categoría estándar tradicional, lo siento pero eso no me puede parecer bien. Valorar de otra manera a la forma tradicional a las personas, merece mucho más la pena y la alegría, comportarte con ecuanimidad, y tomar conciencia que estás actuando de manera correcta, te aumentará tu satisfacción y tu bienestar, aumentando tu autoconcepto, permitiéndote elegir posible pareja, en base a un conocimiento en igualdad de las partes implicadas, y no haciéndolo por una simple necesidad.

Entiendo que es mucho más simple y fácil en algunos momentos elegir pareja de esa manera, todos en algún momento hemos pasado por ahí, no lo voy a negar, y eso no es justificación para mantener dicho comportamiento en el tiempo. La mejor muestra de cambio y de mejora personal, es cambiar esos comportamientos por otros nuevos, por ejemplo cambiar esos comportamientos tradicionales por otros donde la corresponsabilidad emocional, o los cuidados, no lo hagas sólo con la pareja, sino también con tus amistades o personas que te importan y quieres, o, expresar lo que sientes y las emociones que te generan esas personas que muestran interés en tu persona; claro es muy fácil no apostar por un servidor, parece que algunas personas su religión no les permite conocerme, no vaya a ser que te enamores, no vaya a ser que darme la oportunidad de hacer actividades a tu lado, te termine por dar razones para estar en mi vida más que otras personas, no vaya a ser que te muestre parte de mi personalidad y te guste mucho más, o te encante, que lo que hasta ahora conoces y miles de razones más que podría comentar para daros la oportunidad de conocer a un servidor“.

Una persona que quiere y desea mejorar, madurar, y, o, desarrollarse como individuo y ciudadano va a comprometerse con la vida y con el cambio para sacar a relucir sus puntos fuertes y virtudes, y va a querer percibirse como aquel cambio que quiere él ver para su entorno; para ello va a tener que trabajar esos aspectos que considere oportuno para empezar a introducir cambios al respecto en su forma de ver e interpretar su entorno y de relacionarse con los demás. Este trabajo conlleva tanto plantearse pequeños objetivos como una meta más a largo plazo, para que éste cambio sea efectivo y los hábitos nuevos se consoliden, como acudir a un profesional de la psicología para trabajar esos aspectos que quieres afrontar de una manera más saludable.

Para terminar, sólo comentaros que si necesitáis un cambio o si conocéis a alguien que se esté planteando esa mejora como persona, no dudéis en contactar con HTO Psicología.

A la espera quedo de vuestros comentarios..

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta